Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
6 Razones para tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia

6 Razones para tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia

Tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia es una alternativa que implica la aplicación de campos magnéticos en la parte del cuerpo afectada.

La artrosis de cadera, también conocida como coxartrosis, es una enfermedad que consiste en la degeneración de la  cadera, a causa del desgaste del cartílago que cubre el fémur.

Es una enfermedad dolorosa que suele ir asociada, en muchos casos, a factores como la edad, el exceso de peso y lesiones recurrentes, entre otras causas.

Síntomas de la artrosis de cadera

La coxartrosis o artrosis de cadera se manifiesta principalmente en forma de dolor.

Un dolor, más o menos intenso, que se localiza en la zona del glúteo, la ingle o la cara trasera del muslo.

En muchas ocasiones, el dolor suele ir acompañado de pérdida de movilidad,  rigidez y deformidad de la articulación, pudiendo provocar en el paciente una cojera (leve o severa).

Cómo se diagnostica la artrosis de cadera

El diagnóstico de la artrosis de cadera pasa por un examen médico en el que el especialista evalúa si las la articulación está en buen estado o si, por el contrario, necesita un examen más a fondo. En este caso, lo normal es que los médicos soliciten pruebas radiológicas para confirmar el diagnóstico.

Gracias a los rayos X se puede comprobar si se ha reducido el espacio entre las articulaciones, si se ha modificado el perfil del hueso o si se han formado pequeños quistes en la articulación de la cadera.

Si te han diagnosticado esta enfermedad te recomendamos que sigas leyendo este artículo porque te vamos a dar 6 – poderosas – razones para tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia.

Por qué tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia

Antes de darte algunas ventajas de tratar la artrosis de cadera con magnetoterapia, vamos a ver cuáles son los tratamientos más habituales para esta patología.

Para erradicar de una forma rápida el dolor al paciente, uno de los primeros tratamientos que utilizan los especialistas médicos es la ingesta de fármacos como Paracetamol o Ibuprofeno.

También es muy posible que te deriven a un médico rehabilitador y este a un fisioterapeuta que te enseñará que ejercicios pasivos puedes hacer para conseguir una disminución del dolor.

El tratamiento fisioterapéutico, además, suele estar también acompañado por la aplicación de diferente aparatología, como pueden ser los infrarrojos o la electroestimulación.

Dentro de los aparatos disponibles y eficaces para el tratamiento de artrosis de cadera está la magnetoterapia.

Y ahora sí, vamos a ver esas cinco razones por la que es altamente recomendable la terapia de campos magnéticos para el tratamiento de esta enfermedad:

1.- No tiene prácticamente contraindicaciones. La magnetoterapia que se utiliza para tratar la artrosis de cadera es indolora y no tiene efectos secundarios.

2.- Tiene un potente efecto analgésico y antiinflamatorio, con lo que el paciente mejora su calidad de vida, al disminuir el dolor.

3.- Es un potente regenerador de tejidos, lo que permite frenar el avance de la enfermedad.

4.- Con la aplicación de los campos magnéticos aumenta la vasodilatación de las zonas tratadas, mejorando la circulación sanguínea.

5.- Favorece la relajación muscular y del sistema nervioso.

6.- Ayuda al descanso y a conseguir un sueño profundo.

Actualmente, gracias a los equipos de magnetoterapia portátil I-Tech, es posible aplicarse la magnetoterapia de forma particular.  Es decir, si necesidad de acudir a un especialista todos los días.

Nuestros equipos disponen de un programa en memoria específico para el tratamiento de la artrosis de cadera – programa 17-. Basta solo con colocar el solenoide en la zona afectada, seleccionar el programa y dejarlo actuar.

Para el tratamiento de la artrosis de cadera recomendamos la aplicación de un ciclo de entre 15-20 sesiones, en días seguidos. Dejar descansar una semana y volver a aplicar un nuevo ciclo

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados