Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
Retraso consolidación ósea: causas y síntomas

Retraso consolidación ósea: causas y síntomas

¿Has sufrido una fractura y deseas recuperar tu movilidad y estado físico habitual lo antes posible? Has llegado al sitio adecuado, aunque debes saber que, como en toda recuperación, vas a tener que tener un poquito de paciencia.

Y es que los tiempos de recuperación de una fractura ósea, aunque son bastante variables, suelen oscilar entre las 4 y las 16 semanas, según el tipo de rotura y zona dañada, así como el tiempo que transcurre hasta que te pones en manos de un especialista.

Sin embargo, y aun haciendo las cosas bien, y siendo buen paciente, hay casos en los que la consolidación ósea es más lenta de lo esperado.

Tanto es así que aproximadamente 10 personas de cada 100 que sufren fracturas, deben hacer frente esta situación: un retraso en la consolidación de su fractura.

En el artículo de hoy vamos a explicar a qué se debe este retardo en la consolidación ósea y cuáles son sus síntomas más frecuentes. Y además, veremos cómo la magnetoterapia puede ayudarte en este arduo proceso de recuperación.

Por qué se produce un retraso en la consolidación ósea

Lo cierto es que existen varios factores que pueden contribuir al retardo en la consolidación de una fractura.

Algunas de las causas más comunes son:

  • Déficit de osteoblastos en la sangre.
  • Un bajo suministro de sangre y oxígeno a los tejidos involucrados.
  • Osteoporosis.
  • Enfermedades como la diabetes mellitus, hipotiroidismo, insuficiencia renal, anemia crónica, infecciones o enfermedades vasculares.

Otros factores, como el tipo de hueso, la edad del paciente, su estado nutricional, el tabaquismo o la deficiencia de vitamina D, también influyen a la hora de consolidar una fractura.

Además, también hay que tener en cuenta que el tipo de fractura también afecta al  proceso de recalcificación.

Pero… ¿cómo puedes saber si hay un retraso en la consolidación ósea?

Síntomas del retraso de la consolidación ósea

Los síntomas del retraso de la consolidación ósea son bastante perceptibles.

Los más frecuentes son la presencia persistente de dolor, la dificultad en el movimiento y  la visibilidad de la línea de fractura en las radiografías.

Magnetoterapia para la consolidación ósea

Para promover el proceso de consolidación, existen varios tratamientos, incluida la terapia farmacológica, la administración de calcio y vitamina D, la ecografía, la estimulación mecánica y la magnetoterapia.

Los estudios clínicos han demostrado que la magnetoterapia y los campos electromagnéticos pulsados ??(CEMP) contribuyen a acelerar el proceso de consolidación por su capacidad para estimular la regeneración del tejido óseo.

Con la aplicacion de sesiones de magnetoterapia de baja frecuencia es posible acelerar la consolidación del hueso, y por tanto, la recuperación del paciente.

La terapia con campos magnéticos para la recuperación de las fracturas es fundamental, hasta el punto de que con frecuencia se considera una alternativa más eficaz que las continuas cirugías, ya que no solo es menos invasiva sino que además no tiene contraindicaciones.

Con un equipo de magnetoterapia portátil I-Tech como  LaMagneto tratar el retraso de la consolidación ósea es muy sencillo. Tan solo debes rodear la zona del hueso afectado con la faja del equipo y pulsar el programa 8 para recibir de forma fácil y cómoda el tratamiento con la duración y potencia de hercios apropiada.

Y lo mejor de todo, si tienes cualquier duda, siempre puedes llamarnos y nuestros especialistas te asesorarán sin compromiso.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados