Rehabilitación de rodilla por rotura de menisco

Rehabilitación de rodilla por rotura de menisco

Para entender el proceso de rehabilitación por rotura de menisco, es necesario tener en cuenta cómo se produce esta lesión, que si bien es cierto no es excesivamente grave sí puede acarrear bastantes problemas y molestias al paciente.

La rotura de menisco puede deberse a muy diferentes motivos; desde un traspiés o  una mala pisada subiendo un escalón o bien, puede deberse como resultado de varias lesiones en la rodilla que se van acumulando una tras otra hasta ir rompiendo el menisco.

Los deportistas son “un blanco fácil” de este tipo de lesión por la profesión en sí. Están expuestos a muchas caídas e impactos, lo que puede dar lugar a la rotura de menisco.

Sin embargo, cualquiera puede sufrir esta patología, ya sea por una caída, contusiones u accidentes; puede darse también por realizar ejercicios en el gimnasio de forma incorrecta. Y es que las rodillas sostienen gran parte de nuestro peso cuando realizamos algún tipo de actividad física que requiere de un esfuerzo mayor, por lo que se recomienda tener cuidado al hacer ejercicios.

Cuando existe una rotura en el menisco, la cirugía es la única vía para poder reconstruir los daños ya que se trata de una lesión traumática y que discurre con dolor. Afortunadamente los avances médicos hacen que la cirugía sea poco invasiva y con una artroscopia puede solucionarse el problema, dejando una mínima cicatriz en el paciente.

Tratamientos para la recuperación de rotura de menisco

El proceso de recuperación puede extenderse si el paciente no lleva a cabo un plan estricto de rehabilitación dado por su médico.

Por lo general, una vez que le dan el alta médica tras la cirugía, en la mayoría de los casos es una operación ambulatoria, el paciente se irá a casa con la ayuda de unas muletas. Tendrá que guardar reposo relativo unos días, hasta que cicatricen las heridas, momento a partir del cual se puede empezar con las sesiones de rehabilitación.

En estas sesiones de rehabilitación se suele utilizar terapia manual (basada en ejercicios para fortalecer la musculatura del paciente evitando la artrofia muscular) y terapia instrumental que ayuda y potencia la terapia manual.

El objetivo es aplicar tratamientos que le ofrezcan al paciente resultados lo más rápido posibles y prolongados en el tiempo.

Entre la terapia instrumental más habitual está la electroestimulación que ayuda a recuperar el músculo y la magnetoterapia, que contribuye activamente a reducir el dolor, la inflamación, y además también favorece la cicatrización de las heridas.

¿Cómo funciona la magnetoterapia en la rehabilitación de rotura de menisco?

Los equipos de magnetoterapia tienen la capacidad de mejorar la circulación sanguínea, lo que supone una acción muy positiva para el comienzo de la recuperación de los tejidos que han sufrido algún tipo de trauma.

A esto se le suma, el poder de la magnetoterapia para acelerar los procesos de regeneración celular.

Gracias a los equipos de magnetoterapia se disminuye el dolor en las articulaciones, los tejidos comienzan a recuperarse de forma acelerada, el organismo regula aquellas funciones enfocadas en el fortalecimiento del sistema inmunológico.

La magnetoterapia de baja frecuencia y alta intensidad se aplica en ciclos de 20 sesiones cuya duración debería ser de entre 90 y 120 minutos. No es una terapia rápida pero sí muy eficaz para el tratamiento de todo tipo de enfermedades musculo-esquelética.

Afortunadamente, los dispositivos de magnetoterapia portátiles han facilitado y mucho su aplicación de forma domiciliaria por lo que los pacientes podrán realizar las sesiones cómodamente en casa.

Para el tratamiento de cualquier lesión de rodilla en I-Tech te recomendamos este kit ya que su solenoide (aplicador) está específicamente pensado para tratar la zona de la rodilla o tobillos con mayor eficacia y facilidad.

Si quieres conocer más sobre la magnetoterapia no dudes en ponerte en contacto con nosotros en contacto@magnetoterapiaitech.com

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados