Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
La magnetoterapia en tratamientos de fisioterapia

La magnetoterapia en tratamientos de fisioterapia

Los efectos de la magnetoterapia en el tratamiento de diferentes patologías y lesiones se remontan milenios atrás. De hecho, ya se utilizaba algo parecido en la antigua China. Sin embargo, es en el siglo XX y XXI cuando la magnetoterapia alcanza todo su potencial.

Tanto es así que en la actualidad, la magnetoterapia es una técnica que se utiliza a diario por fisioterapeutas y centros de rehabilitación con resultados claramente satisfactorios.

Pero además, la buena noticia es que con el paso de los años, y gracias a la innovación, la aplicación de los campos magnéticos en las diferentes partes del cuerpo se ha simplificado mucho gracias a la aparición de los equipos de magnetoterapia portátiles como LaMagneto.

¿Qué signfica esto? Pues que gracias a los aparatos de magnetoterapia domiciliarios es posible hacer un tratamiento intensivo sin moverte de tu propia casa, siempre y cuando se sigan las indicaciones del fisioterapeuta o del propio manual del equipo. Además, su uso es muy sencillo y es accesible para cualquier tipo de persona que lo necesite.

¿En qué tratamientos se aplica la magnetoterapia?

En sus orígenes, la magnetoterapia se utilizó como una técnica eficaz para el tratamiento de la osteoporosis. Una vez demostrados sus resultados se empezó a aplicar para tratar otras enfermedades.

A día de hoy, la magnetoterapia puede ser utilizada en una gran cantidad de tratamientos con notable éxito y además, esta lista podría aumentar debido a su potente efecto antiinflamatorio y analgésico. Algunas de las patologías que podría tratarse, además de las relacionadas con la estructura ósea y muscular, serían:

  • Sudeck
  • Dismenorrea
  • Necrosis cabeza del fémur
  • Prostatitis
  • Calambres
  • Síndromes compresivos
  • Hernia discal
  • Gonartrosis
  • Pubalgia
  • Quemaduras
  • Úlceras
  • Cefaleas
  • Psoriasis
  • Asma bronquial
  • Bronquitis

¿Cómo actúa la magnetoterapia en nuestro organismo?

Todo nuestro cuerpo funciona a base de procesos en los que influye el movimiento de las cargas eléctricas.

En este sentido, la magnetoterapia es capaz de actuar a nivel celular favoreciendo la actuación de la bomba de sodio potasio, gracias a la cual se facilita la despolarización y repolarización de la célula y con ello el aumento del nivel energético de la misma.

Al actuar con campos magnéticos sobre los tejidos del cuerpo humano, lo hacemos sobre la matriz misma de la vida y provocamos todo una serie de influencias positivas - magnéticas, eléctricas y químicas - que acabarán mejorando el ambiente intra y extracelular y, por tanto, facilitando una recuperación más temprana y de mayor calidad. O como mínimo reduciendo en gran medida el dolor. En ocasiones, incluso hasta hacerlo desaparecer completamente.

Si a día de hoy  hay alguna técnica que ha demostrado su eficacia dentro de las terapias físicas,  sin ninguna duda, esa es la magnetoterapia. En todos los estudios que se realizan siempre se llega a una misma conclusión: la alta eficacia de la aplicación de campos magnéticos especialmente en pacientes de elevada edad.
La tasa de eficacia supera el 90% en la mayoría de los casos, sobre todo en patologías de artrosis de cadera, rodilla o lumbar.

Magnetoterapia, tratamiento que mejora la calidad de vida

Además, la magnetoterapia actúa también en nuestro organismo favoreciendo un descanso profundo sobre todo en aquellas situaciones en las que el paciente realiza más allá de 15 ó 20 sesiones de tratamiento.

La magnetoterapia tiene un claro efecto vasodilatador que actúa sobre la circulación local. Así mismo tiene un potente efecto de relajante muscular, antiinflamatorio y sobre el metabolismo del calcio. Todo ello en conjunto favorece, además de otros, un potente efecto analgésico y de regeneración  de los tejidos.

El aumento de sangre que se consigue gracias a su aplicación,  genera un aporte de sustancias nutritivas que colaboran de forma activa en la vuelta a la normalidad de los tejidos dañados.

Continuamente se descubren nuevos modos por los que los campos magnéticos son capaces de colaborar eficazmente con un tratamiento rehabilitador de calidad.

Por esta razón,  la magnetoterapia es una terapia física que además de figurar como un componente esencial de cualquier clínica de fisioterapia ya empieza a ser adoptada directamente por los pacientes como un medio para reducir, sin efectos secundarios, el dolor y la inflamación, mejorando o induciendo el sueño.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados