Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
¿Por qué me duele el hombro? Lesión de manguitos rotadores

¿Por qué me duele el hombro? Lesión de manguitos rotadores

Si has experimentado dolor articular en la región del hombro y el mismo te impide moverlo parcial o totalmente después de haber realizado una acción brusca, es muy probable que tengas una lesión de manguitos rotadores.

Si estás experimentando dolor e incapacidad para ejercer movimientos normales, deberías leer esto.

¿Qué son los manguitos rotadores?

Los manguitos rotadores son una serie de músculos y tendones cuya función es permitir el correcto movimiento de rotación de los hombros y ayudarlos a mantener su estabilidad. Muchas veces estos manguitos pueden resultar lesionados por un mal movimiento y por la práctica de ejercicio sin calentamiento correcto.

Causas de la lesión de manguitos rotadores

Esta clase de lesiones, es común que aparezcan por realizar ejercicios bruscos sin contar con el caliento adecuado o sin respetar los tiempos de descansos del músculo. Ante la sobrecarga de tensión, puede provocarse un desgarro. La actividad física frecuente puede hacer que los tendones se deterioren.

Los ejercicios que consisten en hacer muchos movimientos de la cabeza, así como exponerse a caídas con la mano abierta, pueden terminar en desgarros. Mientras algunos son indoloros, otros pueden alcanzar un grado importante de dolor moderado.

Signos de una lesión de manguito rotadores

El principal síntoma de un manguito rotador lesionado es la presencia de dolor. El dolor puede ser de leve a grave dependiendo de lo grave que sea la lesión. También es común que se pueda percibir inflamación en la zona por la acción de las células e incluso, hematomas, dependiendo si hubo o no algún impacto.

Tratamiento de la lesión de maguitos rotadores

El tratamiento de la lesión de manguitos rotadores incluye varios aspectos. Principalmente se recomienda el reposo como parte de una forma de evitar que haya más desgaste y lesiones. Exposición al calor o al frío, dependiendo la lesión, en el área afectada, medicamentos antiinflamatorios y/o analgésicos. Y en los casos de rotura más grave puede requerir cirugía.

El tratamiento está relacionado con el tipo y gravedad de la lesión. Sin embargo, también puede hacerse uso de terapias físicas como la magnetoterapia cuyos principales efectos serán que eliminarán el dolor y ayudarán a disminuir la inflamación. 

Uso de la magnetoterapia en el tratamiento

La magnetoterapia es una técnica usada en medicina basada en la aplicación de campos magnéticos de diferente intensidad.  El proceso que desencadena tiene importantes efectos en el cuerpo humano, penetrando de forma no invasiva a nuestras células y permitiendo que puedan regenerarse.

Además, la magnetoterapia se caracteriza por aumentar la circulación de la sangre, provocar la transportación del oxígeno y promover la absorción de calcio en los huesos. Esto permite que las células reciban los nutrientes necesarios para renovarse y así, el proceso de recuperación y regeneración de los tejidos pueda darse.

Otros de sus efectos más destacados son el antiinflamatorio y analgésico, mejorando, y mucho, la calidad de vida de los pacientes.

Si aún no los conoces, te recomendamos que eches un vistazo a los equipos de magnetoterapia I-Tech, dispositivos portátiles para que lo puedas utilizar de forma particular en tu propia casa, sin necesidad de desplazamientos.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados