Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
Fascitis plantar: dolor e inflamación en la planta del pie

Fascitis plantar: dolor e inflamación en la planta del pie

La fascitis plantar es un problema que afecta a la zona de los pies, especialmente al talón y la planta. Muchas veces, el dolor comienza leve y va aumentando gradualmente. Suele ser una molestia punzante que se manifiesta al caminar, o simplemente estando de pie.

Las causas de la fascitis plantar están relacionadas con las tensiones en el pie, el estrés o algún tipo de desgarro en la fascia de este. La planta del pie conecta tanto el talón como la región de los dedos y la parte superior del pie.

¿Cuál es el origen de la fascitis plantar?

En cuanto a factores desencadenantes existen varios como por ejemplo:

  • La edad y el sexo. Aunque la fascitis plantar puede afectar a las personas de cualquier edad suele atacar más varones de entre 40 y 70 años.
  • El sobrepeso.
  • El deporte. Un exceso de actividad deportiva puede fatigar o estresar los músculos del pie provocando la fascitis plantar. Además, existen disciplinas como el ballet que están relacionados con la aparición de esta patología y es que someter los pies a un esfuerzo tan exigente puede dar origen a la dolencia. Los corredores son también “carne de cañón” de la fascitis plantar donde su prevalencia ronda el 25% de los casos.
  • Existen otros factores físicos que también pueden dar lugar a  esta patología, como por ejemplo tener los pies planos o un desequilibrio en la cadera, ya que este tipo de malformaciones hace que nuestra pisada sea desigual cargando más o menos parte del cuerpo sobre la planta del pie.

Además, es importante tener en cuenta que las personas que trabajan de pie durante muchas horas o por terrenos irregulares o que utilizan un mal calzado, tienden a sufrir fascitis plantar.  

El dolor provocado por esta patología va de moderado a muy intenso siendo incapacitante en muchos casos. Por eso es tremendamente importante que no se ignore los primeros síntomas de dolor e inflamación. La falta de tratamiento puede provocar dolores de espalda o en las caderas.

Tratamiento de magnetoterapia para la fascitis plantar

La magnetoterapia ha demostrado su eficacia para tratar lesiones, problemas musculares, desgarros y por supuesto, la fascitis plantar, ya que las ondas que emiten los equipos están especialmente pensadas para atacar el problema de raíz.

Las sesiones terapéuticas con magnetoterapia aceleran las fases de regeneración celular, penetran en la piel, los músculos, la estructura ósea y la circulación sanguínea. Es un tratamiento eficaz, indoloro que además, no provoca efectos secundarios y que gracias a los equipos portátiles puede aplicarse de forma eficaz en el propio domicilio del paciente.

Dicho esto, la mejor forma de tratar la  fascitis plantar, es aplicando terapias enfocadas no solo en una solución a corto plazo, si no en una mejoría permanente sobre el dolor y su posible resurgimiento.

Debido a que la magnetoterapia acelera el proceso de recuperación, es posible aplicar el tratamiento con campos magnéticos en cualquier estadio de la enfermedad, consiguiendo en pocas sesiones reducir el dolor y la inflamación del pie.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados